ALCAÑICES

Escudo cuartelado: primero y cuarto de gules un castillo de oro aclarado de sable; segundo de oro un alfanje de sable acompañado de dos roeles del mismo color; tercero de plata un león de gules.

BREVE RECORRIDO HISTÓRICO

No se sabe con exactitud quienes fueron sus primeros pobladores. Se conocen asentamientos celtas, godos, visigodos y romanos, de satures, de vascones y árabes. Durante décadas fue tierra de nadie y tras la reconquista sería repoblada con gentes del norte de la península ibérica.

Don Henríquez y Doña Teresa son titulados Condes de Portugal a este condado se incorpora Aliste en el año 1125. Posteriormente Alcañices sería una de la Villas cedidas a la orden de los Templarios (monjes guerreros).

En el año 1298 tiene lugar el acontecimiento más importante de la historia de Alcañices: La celebración de las Vistas de Alcañices, en las que el curso de la historia peninsular cambia de rumbo. Portugal se convertiría en una potencia naval y Castilla en la gran potencia peninsular.

De todo este pasado histórico subsisten algunos restos de su fortaleza: cuatro cubos o torres, entre los que destaca el del reloj como el más conocido.

También son reseñables su Iglesia parroquia, con su portada del S. XII y que forma parte del palacio de los Condes de Alcañices y el Convento de S. Francisco del S. XIV junto a la antigua cárcel, que con anterioridad sirvió de morada a los monjes Franciscanos del convento y donde se halla situada actualmente la oficina de turismo.

DE RELOJES, CUBOS Y OTROS MONUMENTOS

De todo este rico pasado histórico de la villa de Alcañices, subsisten algunos restos de varios asentamientos romanos parte de su fortaleza medieval: cuatro cubos o torres, de los que está especialmente bien conservada el de la torre del reloj, que es el monumento posiblemente más representativo y conocido de la ciudad.

El convento de S. Francisco es un claro reflejo de la arquitectura renacentista del S. XVI. Fundado por el primer Marqués de Alcañices, Francisco Enrique de Almansa, sufrió diversos avatares negativos a través de su historia: como el incendio de 1715, que dejó en un estado semiruinoso hasta 1903, en que el Alcalde de la Villa, Ángel España, hubo de clausurarlo definitivamente por esta causa.

Afortunadamente en 1905 en Madrid, el catedrático del instituto S. Isidro, D. Francisco Fraile Rodríguez, pide en su testamento que se restaure del templo, obra que a base de importantes esfuerzos se lleva a cabo ente Abril de 1906 y Julio de 1908.

La iglesia Parroquial de Alcañices construida en el S. XIII, está situada en a parte antigua del pueblo y constituye una bella muestra de la mezcla de sencillez, elegancia y sobriedad de las construcciones de la época, siendo un lugar de paso obligado para cualquier visitante amante de la arquitectura.

Otro lugar importante en Alcañices es su centro Cultural, el cual ha tenido diversas utilidades a través de los años, o mejor diremos de los siglos, ya que en el momento de su construcción durante el S. XVI, se utilizó para lo fue concebido, como residencia de los Franciscanos.

Después de la guerra civil española, fue usado como prisión debido a la gran cantidad de contrabando que se producía entre la gentes de la zona, al ser la comarca frontera con Portugal. Y por último hoy, cuya utilidad es la de Centro Cultural, con una oferta destinada a todos los públicos y que componen: Biblioteca, salón de actos, además de ser la actual oficina de turismo.

DE GUISOS Y FIESTAS POPULARES

El protagonista de la zona en este apartado es la famosa chuleta de ternera alistana, reconocida y muy apreciada por los mejores gourmets. Otros platos típicos que perviven inalterados son: el potaje, la chanfaina, un exquisito pollo de corral, el bacalao y las sopas de ajo entre otros. De entre los embutidos podemos destacar el invernal y siempre delicioso botillo, así como los chorizos caseros. Y la repostería tiene como estandarte los borrachos, el bollo maimón, las aceitadas o las exquisitas torrijas.

En cuanto a las fiestas populares; la Virgen de la Salud muy querida por los alistanos, se celebra durante los días 2 y 3 del mes de julio. Las fiestas patronales de Alcañices se celebran en los días de la Asunción y San Roque, entre los días 13 y 17 de Agosto, con gran variedad de actividades y una considerable asistencia de visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies