ALCUDIA

De plata, castillo del mismo color, puesto sobre un campo de sinople, sumado de un águila bicéfala, de sable, coronada.

Los primeros indicios de ocupación humana en Alcúdia se remontan al periodo pretalayótico, más que viviendas se trata de cementerios o lugares de enterramientos en cuevas naturales y artificiales

Quinto Cecilio Metelo incorporó Mallorca a la República de Roma en el año 123 a.C. Tuvo su máximo exponente en Alcudia, y sus restos arqueológicos, demuestran un asentamiento próspero que llegó a ocupar 12 hectáreas con calles, cloacas, un teatro, villas, canalizaciones de agua potable… que entró en decadencia con la caída del imperio y los saqueos de los vándalos.

En el año 902, los árabes conquistan Mallorca y la incorporan al Emirato de Córdoba. Durante la ocupación, se reorganizó la zona, se introdujeron las innovaciones en sistemas de irrigación como la noria, o la integración de nuevos cultivos como el arroz y el algodón. Los árabes se instalaron en la isla y no la abandonaron hasta la conquista en 1229 del rey catalán Jaime I.

En ese momento se cambió la organización política, cultural y económica, ya que la zona de Alcudia pasa a pertenecer a los templarios. El nombre de Alcúdia aparece por primera vez en un acta notarial y se la reconoce como villa en el siglo XIII, cuando también se construyó una muralla, que no sólo servían de defensa de la población, también defendían el norte de la isla. Durante ese período, las principales actividades económicas del núcleo fueron la pesca y el cultivo de la vid.

La ciudad de Alcúdia tiene un trazado urbanístico medieval. Las calles son estrechas e irregulares, algunos edificios son de gran valor arquitectónico.

En el año 1521 cuando estalló la rebelión de las Germanías, la ciudad sirvió de refugio a nobles y clases privilegiadas mientras las tropas de Carlos I sofocaban la revuelta campesina. En compensación, la ciudad recibe el título de Ciudad Fidelísima en 1523.Posteriormente siguieron unos años difíciles por la peste que provocó la despoblación de la ciudad y por los continuos saqueos de la población de los temidos corsarios. La ciudad no se recuperó hasta el siglo XX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies