Carmona

Escrito por | En Andalucia, Heráldica geográfica | El 19-02-2011

andalu21 CarmonaEn campo de azur una estrella de oro de ocho puntas con orla jaquelada de castillos y leones. Bordura de plata con una leyenda en latín alusiva a la villa de Carmona.

Carmona es uno de los municipios de la provincia con más historia al haber sido ocupada por numerosos pueblos y culturas. Quizás debido a la fertilidad de las tierras de la zona y por su situación geográfica.

Los primeros restos de asentamientos los encontramos en la prehistoria, época de la que han aparecido restos del período Paleolítico de un poblado tribal. Pero se han hallado muchos más del Neolítico y del Eneolítico donde hubo núcleos asentados y con mayor estabilidad. Entre estos restos, se encuentran los vasos campaniformes del Acebuchal.

Con el asentamiento turdetano, se crea el núcleo definitivo de población al que algunos historiadores bautizaron como Caritbriga, hipotético nombre que podría corresponder a un origen tartésico. Otros como “Carmo” por los turdetanos y otros como “Carminius” por su relación con el etrusco como A. Shulten.

También existe otra leyenda que atribuye su fundación al navegante fenicio Hércules. Pues en ella se establece posteriormente una colonia cartaginesa, bautizada como “Kar” o “Car”, (el prefijo sig­nifica “ciudad”, y a él se añadió Amón por estar dedicada al dios solar. De este modo, quedó bautizada como Caramón o Ciudad del Dios Sol). Para evolucionar posteriormente como Karmo y finalmente al de Carmona.

Con el asentamiento cartaginés, se realiza el actual diseñó y trazado de la ciudad, que se conserva hoy día, especialmente el Kardo Máximo, es decir, la zona que iba desde la puerta de Sevilla a la puerta de Córdoba. Durante este período de ocupación por el pueblo cartaginés, la villa prosperó alcanzando gran importancia, de ahí la construcción de un recinto amurallado del que nos han llegado hasta hoy día algunos vestigios.

Durante la segunda púnica, (218-202 antes de Cristo) uno de sus reyes acompañado por su población, tuvo una participación muy activa.

En el año 206 antes de Cristo, Carmona es conquistada por las tropas romanas, antes de que se constituyese el mismísimo Imperio Romano, obteniendo la categoría de municipio que perteneció durante todo este tiempo al Convento jurídico Astigitano (Ecija) y siendo uno de los más importantes de la provincia Bética, con el nombre de “Carmo” o “Carmona”. Llegando a obtener el privilegio de poder acuñar moneda, que fue conocido como el “Carmo”. Julio César cita en su “De Bello Civile” que Carmona fue rodeada por una muralla, que sus habitantes fueron adscritos a la tribu de “Galeria” y que perteneció al convento Jurídico Asitigitano (Écija).

Su importancia no decreció en época musulmana, llegando a ser en el siglo XI, capital de uno de los reinos de Taifas a la que bautizaron como ” Karmonch”, reformando el sistema defensivo de la muralla, construyeron el alcázar principal, alcázares, mezquitas y otros edificios, de los que aún podremos visitar.

La reconquista de la ciudad, fue obra de Fernando III “el Santo” en 1247 que comenzó la repoblación de la misma, otorgándole Fuero propio,… Su hijo, Alfonso X el Sabio, realizó el Repartimiento y delimitación de su término municipal. Fue objeto de predilección real y favores por parte de Pedro I “El Cruel”, que residió frecuentemente en ella, ampliando y transformado el Alcázar de la Puerta de Marchena para residencia real. En él se refugiarían posteriormente sus hijos, que serían defendidos por don Martín López de Córdoba, maestre de Alcántara y Calatrava, después de la muerte violenta del rey en Montiel.

Durante los reinados de Juan II y Enrique IV, en el siglo XV, Carmona fue escenario de las luchas entre los partidarios de Ponce de León, señores de Arcos y Marchena, y los Guzmán, Condes de Niebla y Duques de Medina Sidonia, que azotaron fuertemente a la ciudad.

La participación de Carmona en la guerra de Granada fue muy importante como indica la documentación que se conserva en el Archivo Municipal.

En 1630, se le concede el título de ciudad por Felipe IV. En 1869 fue el escenario de uno de los primero intentos de implantación de la República Federal en España.

Post a comment