Archivo de la categoría ‘Aragón’

CARIÑENA

Cortado de oro y tres palos de gules; jefe, de plata con un busto en su color natural.

La etimología de Cariñena tiene su origen en la época romana: “Plinio, procurador de la Hispania Tarraconense, llamó CARAE a este poblado romano y el sufijo INIANA, de la forma CARINIANA, es el sufijo característico de muchas fincas rústicas romanas.

La villa CARINIANA significa la alquería, mansión situada en la antigua Carae y hace referencia a su propietario CARINIUS. A partir del siglo II, una imparable tendencia a la concentración de la propiedad en pocas manos, provocará la aparición de los grandes latifundios cuyos propietarios dieron nombre a algunos lugares como éste. Posteriormente, en la Edad Media, el topónimo sufrirá una evolución hasta convertirse en el actual: Cariñena.

Leer el resto de esta entrada »

Belchite

·De gules, letra B de oro sumada de una corona también de oro.

En su dilatada historia ha sido escenario de numerosas batallas y catástrofes, la más reciente en la pasada Guerra Civil Española. Hay que decir que no quedó tan destruido como se dice, sirva de testimonio que los primeros habitantes en trasladarse al pueblo nuevo, lo hicieron en 1954; y que en los años 1970, tanto el hoy derrumbado Arco de San Roque (vivienda de misa abuelos maternos), como multitud de edificios, estaban en adecuadas condiciones de rehabilitación. Los mayores daños fueron causa de la canivalizacíon (desmontado) de las casas por parte de sus propietarios, para poder construir las cuadras y pajares en las casas del pueblo nuevo, por las que pagaron el importe señalado por la administración. En los primeros lustros de la postguerra, Belchite fue especie de campo de concentración para los españoles que por circunstancias combatieron contra las tropas del General Franco. En 1984, el entonces cura párroco inscribió el Santuario a nombre de la parroquia, lo que molestó a los belchitanos, y aún no lo han olvidado. En agosto de 1986, unos desalmados, saquearon el Santuario y robaron la imagen de la Virgen del Pueyo (talla de madera del siglo XIII). Por estos años se instaló una empresa de cables, hoy Delphi, que llegó a emplear a 700 personas, hoy apenas quedan unas decenas. En la actualidad (agosto de 2003) solo dispone un único Guardia Civil, por no estar cubierta la plantilla del puesto que es de un Sargento o Sargento 1º y varios guardias, con lo que de no cubrirse, el actual Guardia será asignado a otro puesto, y la Leal, Noble y Heróica Villa de Belchite (tratamiento otorgado por el Caudillo), quedaá sin fuerzas de orden público. Así es como la historia premia los multiples sacrificios de Belchite y sus pobladores.

BENABARRE

De plata un escusón de oro con cuatro palos de gules acostado de dos leones de gules y cimado de una corona real, en punta un castillo de sable.

Benabarre. La población está situada en el Prepirineo oriental, en una pequeña depresión entre los ríos Esera y Cajigar. Se agrupa en torno al cerro sobre el que se levanta el castillo palacio de los condes de Ribagorza, la antigua fortaleza de Ibn Awar conquistada por Ramiro I en el año 1058. Se trata del típico castillo de sierra, muy alargado rematando la cúspide del promontorio o espigón. Su iglesia parroquial, de enormes proporciones, data del siglo XIX y alberga en su interior un pequeño museo de arte sacro. El conjunto, que esta en proceso de restauración, posee un destacable casco urbano medieval, en el que sus calles se adaptan a un terreno irregular con numerosas cuestas, hecho que imprime cierto carácter al casco urbano junto con los caserones de personajes ilustres. Destaca el lugar conocido como La Mendiculeia, que perteneció a los romanos y que es el lugar donde se celebran celebran las fiestas de San Medardo, patrón de la villa y en cuyo honor se levantó la ermita. En la localidad se pueden visitar varios museos: el de arte sacro, antes mencionado, el etnográfico y el museo del chocolate. Además, la población cuenta con la posibilidad de realizar excursiones en barco y todoterreno en la zona del Embalse de Canelles. Fiestas: Las fiestas mayores tienen lugar del 8 al 10 de junio en honor a San Medardo, y en ellas, uno de los actos más destacados es la interpretación del baile de los pastores y los palitrocs, recitándose algunas de las pocas pastoradas que se celebra en Aragón. Además, el día 20 de enero, se celebra la festividad de San Sebastián.

BOLTAÑA

De oro un castillo de piedra sumado de un árbol de sinople cimado de una cruz latina de sable.

Boltaña. El municipio está situado en una pendiente y dominado en lo alto por los restos de un antiguo castillo medieval del que se conservan restos del recinto amurallado y una torre que se puede fechar en el siglo XI. Debido a su ubicación, las calles de la localidad son empinadas y estrechas y entre ellas destaca la preciosa Iglesia Parroquial del siglo XVI, levantada en un estilo gótico de transición al renacimiento. En su interior se guarda la sillería del coro del monasterio de San Victorián, también del siglo XVI. Hoy en día la principal actividad económica de la población es el ocio y el turismo, por lo que en Boltaña encontramos gran variedad de alojamientos, tiendas y empresas dedicadas al ocio, deportes y aventura. Fiestas: El día 25 de enero se celebra las fiestas en honor de la Conversión de San Pablo, y su acto central es la interpretación del paloteau, uno de los dances más antiguos de Aragón, con reminiscencias celtas. Además, es fiesta el día 14 de septiembre, y los dias 23 de abril y 15 de octubre, tienen lugar dos Ferias tradicionales

Borja

Escudo partido: primero de azur, un castillo de plata, terrazado; segundo, de oro, un animal uñado y acollarado, de gules.

Los primitivos pobladores de la ciudad se establecieron en la Cueva esquilar, en el monte de La Corona, donde en época celtibérica surgió la ciudad de Bursau que acuñó moneda y alcanzó gran importancia en época romana.
El topónimo Borja procede del árabe y significa “la torre” o la fortaleza, en referencia a la imponente fortaleza de la que se conservan importantes restos de sus murallas islámicas. Desde aquí, los Banu-Qasi, una familia de muladíes borjanos, dominaron una amplia zona durante el siglo IX, llegando a enfrentarse abiertamente a los emires cordobeses.
Reconquistada por tropas bearnesas, al servicio de Alfonso I el Batallador, entre sus primeros tenentes destaca D. Pedro de Atarés, un importante personaje vinculado a la casa real aragonesa que fue el fundador del Monasterio de Veruela.
La importancia de la población, durante siglos, estaba relacionada con su situación estratégica junto a la Raya castellana y la frontera con Navarra. En 1363, fue tomada por los castellanos durante la Guerra de los dos Pedros y fueron incendiados algunos de sus edificios, entre ellos la sede del Justicia. En la reparación de los daños sufridos intervino, de forma decisiva, la reina Dª Violante de Bar, esposa de Juan I de Aragón que, siguiendo una dilatada tradición, había recibido Borja como “Cámara de la Reina”. Dª Violante rehizo los muros, reparó las puertas y transformó Santa María en una hermosa iglesia fortaleza.
Leer el resto de esta entrada »

Secciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies