Archivo de la categoría ‘Historia de la heráldica.’

30.Los cantares de gesta

La Heráldica, ha tenido, a lo largo de su historia, influencias decisivas en cuanto a su gestación y vigorización; es por ello que estudiamos aquí una de las más imperativas en su época de máximo esplendor: Los Cantares de Gesta.

Los Cantares de Gesta se basan siempre en la exaltación de famosos personajes y hechos de armas, por ejemplo las guerras desarrolladas por cristianos y musulmanes durante la Reconquista de España o entre los Reyes y sus señores feudales. Habrá que decir que los Cantares de Gesta sirvieron como medio de comunicación, al transmitir los acontecimientos históricos e interesarse por los hechos y personajes famosos, hasta el punto que, en Castilla, se llamaron “cantos noticieros”, determinados relatos breves acaecidos bajo la impresión directa del hecho histórico. Fue así como el pueblo fue conociendo las gestas de los grandes caudillos militares, sus armas y banderas, esto es, la heráldica del caballero en cuestión. Muchas veces estos datos nos han llegado a través de los “Cantares de Gesta”, de lo contrario, posiblemente no los hubiéramos conocido.

Leer el resto de esta entrada »

29.Signos heráldicos

Por regla general, se suele atribuir la difusión de la heráldica a unas fechas que se fijan en el siglo XII y comienzos del XIII con ocasión de las Cruzadas. ¿Quiere esto decir que con anterioridad la heráldica era materia poco menos que desconocida y, por supuesto, no utilizada? No es esa nuestra opinión, ni tampoco la de numerosos y acreditados heraldistas.

A este respecto, consideramos muy interesante reproducir parte de la introducción que, el prestigioso autor, don Francisco Piferrer, efectúa en su “Diccionario de la Ciencia Heráldica”, y que dice: “No sin motivo se lee que “Dios creó el mundo a las continuas y perpetuas discusiones de los hombres”; de otro modo no sería fácil comprender como han podido surgir tantas cuestiones, tantas y tan diversas opiniones sobre las insignias, armerías y blasones, fijando unos su origen en Adán, otros en Noé, otros en el pueblo de Israel, otros en los Faraones de Egipto, otros en la Guerra de Troya: y así, estrechando las distancias de tiempo y disputándoles, siglo por siglo, su antigüedad, han atribuido algunos su invención a los griegos, otros a los romanos, otros a los alemanes, con motivo de sus justas y torneos, que comenzaron a principios del siglo VIII, otros a los franceses con motivo de los suyos, que empezaron a comienzos del siglo IX, y algunos sostienen que las insignias y armerías nacieron a fines del siglo X con ocasión de las primeras Cruzadas. Tanta diversidad de dictámenes y opiniones en una cuestión que tan clara nos parece, ha de tener forzosamente por causa, como sucede en la mayor parte de las cuestiones, alguna confusión introducida en las ideas o en las palabras con que se manifiestan. En efecto, basta examinar de paso las razones que cada uno aduce en apoyo de su tesis, para convencerse de que todos toman por origen de las insignias y blasones algunos de los grados por los cuales han pasado en su marcha regular y progresiva de desarrollo y perfección. Procurando pues, evitar toda confusión y ambigüedad en los términos, decimos que, consideradas las armerías, en su sentido general, extenso y genuino de signo y emblemas para denotar ciertas diferencias o distinciones sociales o individuales empezaron como queda ya expresado, tan luego como hubo hombres en sociedad. Y aún consideradas en el estilo particular de nuestros escudos de armas o blasones, existieron ya con diferencias puramente accidentales entre los griegos, los romanos y otros muchos pueblos”.

Leer el resto de esta entrada »

28.Marqueses y duques

Marqués procede de la palabra alemana “Marken” y con ella eran designados aquellos nobles o jefes militares a los que se les encargaba el gobierno de las “marcas” o fronteras. A este respecto, hay que hacer constar que en tiempos de Ludovico Pío, durante el siglo VIII, fue denominada como Marca Hispánica lo que después sería el Principado de Cataluña.

En Francia, la región de Anjou era también una “Marca”, porque estaba en la frontera de Bretaña y sus Condes usaban la denominación de Marqueses. Los Condes de Forcaldier eran también Marqueses porque gobernaban la Provenza. Los Condes de Flandes eran también llamados indistintamente Marqueses.

Existieron también los denominados Marqueses Palatinos, cargos muy semejantes a los de los Condes Palatinos. Estos títulos honoríficos se otorgaban a aquellos personajes que mantenían cargos de confianza en Palacio. Hay autores que están de acuerdo en que Marqués viene de una voz tudesca, pero cambian el “Marken”, por “Marchgraph”, que se traduce como “Capitán de Frontera”, compuesta de “March”, cuyo significado es límite o término, y de “Graph”, que expresa Juez, Gobernador o Capitán, aunque también se le da el significado de “Señor de Grandes Territorios”.

Leer el resto de esta entrada »

27. Condes y bizcondes

El título de Vizconde tiene su origen en la época de los Emperadores romanos. Por entonces, cuando los Condes-Gobernadores se ausentaban de los Gobiernos encomendados a su autoridad, dejaban unos Tenientes con el título de Vicarios del Imperio para que los substituyeran durante dichas ausencias. Según sus méritos, dichos Vicarios podían ascender a la dignidad de Condes.

De acuerdo al latín de Edad Media, se llamaba “Vicecomites”, a unos comisarios nombrados por los Condes para gobernar en su lugar. Algunas veces, los territorios que estos dominaban y sobre los que tenían jurisdicción eran tan extensos que se hacía preciso el establecimiento de dichos comisarios, para ejercer la autoridad condal en aquellos lugares excesivamente alejados de aquel donde el Conde solía tener su habitual residencia. Con el tiempo, el cargo de “Vicecomite” se convirtió en hereditario como el de los Condes. Este nombre, “Vicecomite”, se convirtió en Vizconde y así lo denomina la Ley X de la Partida 2ª; “Vizconde tanto quiere decir como oficial que tiene lugar de Conde”.

Una vez establecida la dignidad, el título de Vizconde se dio en ciertas ocasiones por el Rey y puestos en las ciudades que el monarca les asignaba. En otras, era el Conde o Duque que mandaba en determinada región, quien los nombraba.

Lo mismo que los Condes, los Vizcondes, como lugartenientes de aquellos, ejercían el Gobierno, el mando militar y estaban autorizados para administrar justicia.

Leer el resto de esta entrada »

26. Las armerías

En Heráldica, las Armerías se dividen en trece clases:

– De Soberanía

– De Pretensión

– De Comunidad

– De Alianza

– De Concesión

– De Patronato

– De Sucesión

– De Familia

– De Enquerir

– Parlantes

– Cargadas

– Difamadas

– Brisadas

Leer el resto de esta entrada »

Secciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies