Category Archives: Historia de la heráldica.

21.Reglas heráldicas.

Como en todo, existen unas Reglas Heráldicas, que son inmutables, sobre la ciencia del Blasón. No se trata de imposiciones a cada caso particular sino que son inherentes a toda la Heráldica en general. Las Armerías no pueden crearse al capricho de cada uno, sino que siempre obedecen a ciertas normas que afectan a todas ellas.

Muy cierto, y lo veremos más adelante que, en ocasiones, estas reglas han sido y son, quebrantadas con el único resultado de producir el confusionismo en todos aquellos que no se encuentran impuestos en las citadas Reglas.

Estas normas son:

Ley Primera: En el arte heráldico, la primera Ley se basa en que jamás debe ponerse en los escudos metal sobre metal, ni color sobre color.

No es tolerado que, por ejemplo, sobre campo de oro del escudo, se ponga una figura, la que sea, también de oro. Ni tampoco si este campo es de gules, y seguimos con ejemplos, se coloque en él una figura asimismo de gules. Las armas que contravienen estas Reglas son consideradas falsas.

20.Gentilhombres

La categoría de hidalgo castellano, Ricohombre, Gentilhombre o Infanzón, ha quedado suficientemente explicada en capítulos anteriores, con las variantes que dichos títulos implicaban, de acuerdo a las regiones donde quedaron implantados.

Así, hemos visto como la palabra y dignidad de «infanzón», originaria de Castilla, fue cayendo en desuso hasta quedar prácticamente reducida a su utilización en el reino de Aragón, aunque bien es cierto que en Castilla no desapareció del todo y basta el ejemplo de los denominados «Infanzones de Illescas», dignidad que se ha mantenido a través del tiempo llegando hasta nuestros días. Pero en Cataluña, la hidalguía mantuvo unas características especiales, que, aunque en el fondo no se diferenciaban excesivamente de la existente en otras regiones españolas, contenía unos rasgos específicos de aquella región.

La clase de los gentilhombres, en catalán denominada, «Homes de Paratge», tiene su origen en los primeros tiempos de la Reconquista en Cataluña, según acreditan los principales estudiosos de aquella época de la historia catalana.

19.Heráldica eclesiástica

Que en la Edad Media cuando comenzaron a usarse los blasones en Europa; precisamente en una época de sentimientos religiosos exaltados, de predicamento de los simbolismos, de una poesía heroica nacional, de la época dorada de la caballería, de arte grandioso, al tiempo que la fe se combinaba con supersticiones inexplicables, pero con la nobleza y la caballería en todo su apogeo y de ahí el entusiasmo con que se acogió la aparición del blasón que era a la vez, tradición familiar, premio a los hechos heroicos y caballerescos, honor y valor. Esto es, los valores morales arraigados en la sociedad de entonces. La sociedad, en aquellos años, vivía, bajo todos los aspectos, en una ingenua naturalidad.

El blasón significó para ella, el patronato, la jerarquía y se hizo de él libre ostentación. Todavía no se estimaba el blasón como de uso exclusivo de la nobleza y por eso no se vaciló en esculpir los escudos de los gremios y de los mercaderes, en piedra. No hay más que visitar antiguos monasterios, iglesias y templos, de toda índole, para ver escudos donde campean martillos, tijeras, etc. con que los sastres, albañiles y herreros, así como distintas personas dedicadas a artes menores, decoraban sus laudas sepulcrales, como si pretendieran que el amor hacia su oficio los acompañara hasta la tumba. Este tipo de escudo menestral, hoy en completo desuso pero no para los profesionales liberales, se traducía por el orgullo de pertenecer a determinado gremio, es decir, a una naciente burguesía que, poco a poco, iba viendo abrirse ante ella los puestos de Consejeros en sus Ayuntamientos. Y así, del mismo modo que el escudo señorial se traducía como propiedad territorial, los artesanos se afanaban, por medio de sus escudos representativos, en alardear de que ellos también tenían derecho a mostrarse altivos en el ejercicio de sus diversos oficios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies