Category Archives: C

Castrelo

Linaje muy antiguo. Por referencias de historiadores de la época y otras en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en las campañas contra los turcos en 1.302 y parecen ser citados en las victorias de Artaki (Octubre de 1.302), Filadelfia (1 de Mayo de 1.303) y Monte Tauro (15 de Agosto de 1.304). Las referencias de esta familia parecen precisarse con más frecuencia desde el siglo XV al XIX en especial los hechos de la lucha contra la dinastía Napoleónica y la reconstrucción industrial del siglo XIX en Cataluña. Todo ello parece coincidir con la memoria familiar de algunos de los miembros de la rama de la familia Castrelo. Son sus armas: Mantelado. Primero y segundo: en plata, un castillo de sinople, y el mantel de gules, con una torre de plata. El estudio del escudo heráldico familiar nos «habla» de quienes formaron el origen de la familia C., pues esa era su función, la de manifestar a los demás sus elementos diferenciales, pues la inclusión del elemento castillo es la característica del dominio feudal, pertenecientes a familias con memoria anterior al siglo XI, es símbolo de autoridad, gobierno y protección. Los esmaltes del arma de los C. pregonan los siguientes valores: la Plata corresponde al símbolo de la Luna, pureza, sinceridad, templanza, clemencia y amabilidad son las características espirituales de la familia, a las que hay que añadir otras como el afán de victoria y éxito y la elocuencia.

Mantelado. Primero y segundo: en plata, un castillo de sinople, y el mantel de gules, con una torre de plata.

Castresana

Los historiadores hacen notar acertadamente que no todos los linajes de este apellido tienen un origen común. Lo encontramos en Cataluña. Las armas más antiguas son las señaladas en: Repertorio de blasones de la comunidad hispanica – Appendice Vicente De Cadenas y Vicent Instituto Salazar y Castro. Los de Cataluña traen: En sinople, dos fajas, ondeadas, de plata. Otros traen: Partido. Primero: en gules, tres saetas de oro con los hierros de plata, atados con una cinta de gules, y debajo de cada una de las saetas una cinta de oro, y segundo: en azur, una torre de plata sobre ondas de agua de azur y plata, y a su puerta, un león rampante de oro coronado de lo mismo, con una flor de lis de oro en la mano; sobre la torre del homenaje, un águila de oro. Bordura de oro, con diez aspas de azur. Otros: En sinople, dos águilas, de oro, adiestradas de dos estrellas de plata, puestas en palo. El estudio del escudo heráldico familiar nos «habla» de quienes formaron el origen de la familia C., pues esa era su función, la de manifestar a los demás sus elementos diferenciales, pues la inclusión del elemento faja quiere decir que pertenecieron a órdenes militares de caballería. Los esmaltes del arma de los C. pregonan los siguientes valores: el Sinople señala las características de la familia a las que fué concedido el escudo de armas que describimos y son tales como el vigor, el afán de victoria y el alto aprecio al honor y a la amistad, además otras características les enriquecieron como la alegría, esperanza, abundancia y caridad, tal es el significado de este esmalte que significa tierra.

Escudo de la familia Castresana

En sinople, dos fajas, ondeadas, de plata

Castillos

El origen de este ilustre apellido, por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en el concilio de León de 1020 en el que se reconocía la supremacía de la jurisdicción real sobre los nobles, también esta familia estuvo relacionada con el concilio de Coyanza de 1050 en que se confirmaron las resoluciones del anterior. Las referencias de esta familia parecen precisarse con más frecuencia desde el siglo XV al XIX en especial los hechos de la negociación con los franceses del Tratado de los Pirineos el 7 de Noviembre de 1659, y en especial en la exacta delimitación de la frontera con Cataluña y Francia. Todo ello parece coincidir con la memoria familiar de algunos de los miembros de la rama de la familia Castillos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies