Tag Archives: Dolores

TERCIARIOS CAPUCHINOS

·Los Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores, también conocidos como «amigonianos», en recuerdo de su fundador, es una Congregación creada por Monseñor José María Amigó y Ferrer.

Nació este fundador en Masamagrell (Valencia), el 17 de octubre de 1.854, en un hogar de rancio abolengo cristiano, donde se crió en unión de sus hermanos Emilio, Julio, Genoveva, Josefa y Rosa. Contando diciesiete años, murieron sus padres y José María y sus hermanos fueron recogidos por un sacerdote que se encargó de su educación.

A esa edad, en la que otros muchachos entienden tan sólo de las cosas mundanas, se despertó un acusado interés por los problemas sociales, un interés que lo acompañó durante toda su vida. Convenció a algunos amigos para que lo acompañaran a la Escuela de Cristo y siguiendo las directrices que allí se impartían dedicó todo su tiempo libre a atender a los enfermos en los hospitales, a catequizar y alfabetizar a gentes de las barracas y a visitar y ayudar, en la medida de sus posibilidades, a los presos en la cárcel. Data de esta época su admiración y amistad con Gregorio Gea, fundador del Patronato Obrero de Valencia y gran impulsor de diversos programas católico-sociales que se fueron desarrollando en esta ciudad a partir del último cuarto de siglo XIX.

SIERVOS DE MARIA

Fundada en el año 1.233, por siete Santos, en Florencia (Italia).

Los siete Santos fundadores de los Siervos de María tuvieron todos, por patria, Florencia. Cuenta la tradición, que los siete sintieron simultáneamente la llamada de la Virgen María y dejaron sus ocupaciones y negocios para dedicarse íntegramente a su servicio, retirándose al Monte Senario, para dedicar sus vidas a la oración y la penitencia.

La tradición indica que allí mismo la Virgen les dio el hábito, la regla, el nombre y el mandato de formar una nueva Orden dedicada a propagar el culto de sus Dolores. Fueron todos juntos canonizados por León XIII el 15 de enero de 1.888.

Uno de los primeros que entró en la nueva Orden de los Siervos de María, sería el que más tarde alcanzaría la Santidad. Se trata de San Felipe Benicio, nacido el 15 de agosto, en Florencia, en el año 1.233. Estudió en París, Medicina, Letras y Filosofía. Entró en la Orden como lego y elevado, por obediencia, a la dignidad sacerdotal se convirtió, con el tiempo, en el más ilustre propagador de la Orden, a la que ilustró con su ciencia, santidad, pureza de costumbres y milagros por lo que, en el Cónclave de Viterbo, después de la muerte del Papa Clemente IV, los Cardenales quisieron elegirle como Pontífice, pero él, para impedirlo, puesto que su humildad le impedía aceptarlo, se ocultó en una gruta del monte Amiata. Fue su deseo vivir siempre humildemente, lo que le hizo rehusar también el obispado de Florencia. Murió, en Todi (Italia), el 22 de agosto de 1.285. La única dignidad que aceptó fue ser Superior General de la Orden a la que rigió durante dieciocho años. El Papa Clemente IX lo canonizó en el año 1.671, celebrándose su fiesta litúrgica el día 23 de agosto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies