A

Heraldica y significado de apellidos ordenados alfabeticamente, letra A.

Abascal (España – Santander)

Tuvo este apellido su casa solar en Toledo. Muchos linajes de este apellido probaron su nobleza en las Órdenes de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa, (corporaciones nacidas para luchar contra los moros, cooperando a la Reconquista, y asegurar el orden, protegiendo a los peregrinos y desvalidos), Carlos III y San Juan de Jerusalén (es una orden religiosa militar fundada en el siglo XI); numerosas veces en las Reales Chancillería de Valladolid y Granada, en la Real Compañía de Guardias Marinas y en la Real Audiencia de Oviedo. Los de Toledo traen por armas: En azur, un aspa, de oro, resaltada

Abadín (España – Purón)

Este noble apellido es muy extendido en la península con numerosas casas solariegas. Por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en la batalla de Uclés, finales del siglo XI, donde fue muerto el infante D. Sancho hijo de Alfonso VI el batallador, rey de Castilla y León y de Doña Zaida, hija de Motamid de Sevilla. Las referencias de esta familia 

Abadeslan (España – Purón)

Este noble linaje es muy antiguo. Por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en la negociación llevada a cabo en el concilio de Palencia en que se anuló el matrimonio de Doña Urraca, reina de Castilla y León desde 1109 a 1126, con Alfonso I el batallador rey de Aragón y Navarra. Las referencias de esta familia parecen precisarse con más

Abasgoitia (España – Vizcaya)

En la anteiglesia de Gática (Bilbao). Es linaje procedente de Irlanda, en los tiempos de la persecución religiosa suscitada por Isabel de Inglaterra contra los católicos. Conforme al genio del país vasco, los inmigrados hibernianos dejaron su propio apellido irlandés para adoptar en tierra vizcaína una denominación patronímica genuinamente euzkalduna, que tal vez sea una traducción literal de su viejo nombre de caste en la amada Erín, ya quizá la peculiar nomenclatura del lugar gatiquense en que fundaron su nueva morada, pues esto es un extremo que hoy se ignora completamente por sus naturales. El estudio del escudo heráldico 

Abaden (España – Castilla la Vieja)

El origen de este ilustre apellido, por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en la batalla de Alarcos donde Alfonso VIII, rey de Castilla, fue derrotado en 1195 y donde el propio rey acompañado de sus huestes, entre las que formaban parte miembros de esta familia, resistieron heroicamente aunque posteriormente fueron excomulgados por el papa Celestino III. Las referencias de esta familia 

Abadiano (España – Vizcaya)

Este noble apellido tuvo casa solar armera en la anteiglesia de su nombre, del partido judicial de Durango, en Vizcaya. Otra casa tuvo este apellido en la también anteiglesia de Amoroto, del partido judicial de Marquina. Por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en la corte del rey Teobaldo de Champagne, hijo de Blanca de Navarra y sobrino de Sancho el