A

Heraldica y significado de apellidos ordenados alfabeticamente, letra A.

Abadias (España – Aragón)

De este noble apellido Abadias, según referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en las tropas que tomaron Nápoles en el asedio que se inició el 1 de Junio de 1423 al mando de Don Ramón Folch de Cardona y del Rey Alfonso V. Las referencias de esta familia parecen precisarse con más frecuencia desde el siglo XV al XIX en especial los 

Abadie (España – Aragón)

Dicen algunos autores, que este noble linaje procede de Italia y que fue su fundador en España Pedro de Abadie, que, en tiempos del rey don Jaime «el Conquistador», vino del citado país a nuestra patria para asistir a la conquista de Valencia. Esto, sin embargo, no es exacto, pues el linaje Abadie es anterior en España a los tiempos en que vivió el rey don Jaime, y, por lo tanto, a la llegada a nuestra patria de ese caballero italiano Pedro Abadie. Y corroborando esto, dicen algunos autorizados tratadistas que los Abadie proceden de las montañas 

Abad (España – Vizcaya)

Qué significa el apellido Abad El noble linaje de los Abad, Abbad o Abades, que todo es uno, procede del señorio de Vizcaya. La casa Troncal radicó en el valle de Gordejuela, de las encataciones de Cestona. Descendientes de esta casa fueron los Castro-Abad, como casi también los fundadores de los solares secundarios de Treviño, en la antigleisa de Marín, llamada Santa María, que la encontramos en el valle real de Léniz, perteneciente al mismo señorío; del de las montañas de Burgos en el lugar de Huermeces y de la anteiglesia de Dima, en la villa de guevar. De aqui salieron los fundadores de varias ramas del apellido Abad. Tenemos la rama de Castilla, con casa troncal en Gordejuela (Vizcaya ), entró este apellido en Castilla la Nueva con motivo de la conquista de Aurelia. La rama de Asturias la encontramos en la villa de Grandas y de allí pasarón…    read more 

Abarca (España – Aragón)

Noble linaje aragonés que, según algunos genealogistas, desciende de Amílcar. Sin embargo, el auténtico tronco de este apellido fue Sancho A., primer Rey de Aragón. Cuenta la tradición que un caballero del linaje de Guevara o Vidal, halló muertos a los Reyes de Navarra Don García Iñiguez y su esposa Doña Urraca Jiménez, que se hallaba a punto de dar a luz un hijo. El caballero en cuestión, con grandes cuidados, pudo salvar al Infante que nació a poco de morir la madre y al que puso por nombre Sancho. Este Infante, que lo tuvieron escondido hasta ser proclamado Rey, fue conocido por A. a causa del tosco calzado de abarcas que llevaba. Comenzó su reinado el año 905, casando con Doña Toda, en la que tuvo cinco hijos: García Sánchez, a quien dejó el gobierno su padre mientras él luchaba contra los moros y que reinó treinta años; Doña…    read more 

Abásolo (España – Vizcaya)

En Ceánuri (Vizcaya), de donde pasaron a Oquendo (Álava). Este apellido enlazó con otros no menos hidalgos, tales como los de Arriaga, Bengoa, Galíndez, Gárate, Gardeazábal, Gaztelu, Ibarrola, Palacio, Sagarminaga, Untzaldeco, Zubibiarte, Zubieta y Zuloaga. En el Valle de Oquendo aparecen los de esta familia en los primeros años del siglo XVIII, viéndoseles vinculados, desde el primer momento, a los linajes de más prestancia. Actualmente hay algunos A. en cuyas manos han para do siempre los cargos más honoríficos, desde la Mayodormía secular de Nuestra Señora de Untzaa (en 1720) hasta la Alcaldía del Municipio (en 1929). Son todos, desde

Abadechea (España – Vizcaya)

Este noble apellido proviene de Vizcaya; su solar radicó en la anteiglesia de Dima, del partido de Durango. Es casa filial de la ilustre progenie de Olabarri, en la misma anteiglesia. Entroncó con los nobles solares de Atermin, Ibarra, Landaxuela, Urizar, Zama y Zamacola, entre otros. Por referencias de historiadores de la época y otras averiguadas por Araldis en los archivos registrales de ciudades y otros privados, podríamos afirmar, pero no asegurar, que este escudo u otro muy similar a él, apareció inicialmente desde el siglo XI al XIV, particularmente en la campaña del rey Sancho VII